Hitachi

Compartilhe:

Proyecto educacional del SESI y SENAI de Sao Paulo va en pos de la formación de mano de obra para suplir demanda futura de la industria con el uso de la nanotecnología.

El SESI – Serviço Social da indústria, dedicado a las actividades sociales – y el SENAI – Serviço Nacional de Aprendizagem Industrial, enfocado en la formación de mano de obra para la industria – son dos instituciones nacionales sin ánimo de lucro que preparan y capacitan trabajadores para suplir las demandas de mano de obra de la industria brasileña. Después de realizar una investigación sobre tecnologías emergentes e importantes para el país, el SESI de Sao Paulo (SESI-SP) y el SENAI de Sao Paulo (SENAI-SP) vieron en la Nanotecnología una gran oportunidad para invertir en conocimiento e influir en la formación de jóvenes y niños. El resultado fue la creación del Nanomundo, un proyecto jamás visto que tiene por objetivo la promoción de la educación profesional y tecnológica, la innovación y la transferencia de tecnologías industriales, contribuyendo de esta manera al aumento de la competitividad de la industria brasileña.


Desafío

Formar nuevos científicos, despertando el interés de jóvenes y niños por el estudio de la nanotecnología a través de experiencias prácticas.

Resultado

Más de 23,000 personas ya pasaron por las escuelas móviles del proyecto, entre público común, alumnos del SESI-SP y SENAI-SP, y representantes de diversos países.

Ampliando el conocimiento científico y la competitividad del Brasil a través de la Nanotecnología.

El SESI (Serviço Social da Indústria), dedicado a las actividades sociales, y el SENAI (Serviço Nacional de Aprendizagem Industrial), enfocado en la formación de mano de obra para la industria, son instituciones nacionales sin ánimo de lucro que preparan y capacitan trabajadores para suplir las demandas de mano de obra de la industria brasileña. Sus cursos en diferentes disciplinas y niveles de aprendizaje desempeñan un fuerte papel social, colaborando para mejorar la vida del trabajador y mantener a Brasil como uno de los grandes centros competitivos del mundo.

Con una postura siempre visionaria, comprometida con el futuro de nuestras industrias, las unidades del SESI-SP y SENAI-SP empezaron una amplia investigación sobre tecnologías emergentes e importantes para el país en 2010. De ella surgieron seis áreas de enfoque: Nanotecnología, Biotecnología, Diseño, Tecnología de la Información y Comunicación, Microtecnología y Nuevos Materiales.

Nanotecnología sobresale y gana programa exclusivo del SESI/SENAI-SP.

La Nanotecnología ha promovido descubrimientos revolucionarios en sectores como la medicina, electrónica, higiene, cosmetología y textiles, entre otros, innovando modelos y procesos de producción tradicionales en todo el mundo – lo que es esencial para el desarrollo de las industrias y de las naciones.

Hoy, más de 60 países ya invierten en proyectos propios conectados al estudio de esa ciencia (fuente: ABDI – Agência Brasileira de Desenvolvimento Industrial [Agencia Brasileña de Desarrollo Industrial]). Se estima que el mercado de productos que incorporan Nanotecnología llegó a US$ 263 mil millones en 2012, pudiendo llegar a US$ 1.5 billones en 2015 (fuente: MDIC – Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior). Esos productos varían de ropa con propiedades repelentes y medicamentos más eficaces, hasta materiales altamente ligeros y resistentes, los cuales presentan innúmeras aplicaciones en diversas industrias.

Al notar ese horizonte de posibilidades, el SESI-SP y SENAI-SP eligieron a la Nanotecnología como prioridad en el desarrollo de la industria, concibiendo así el Programa de Educación para Nanociencia y Nanotecnología, también llamado de Nanomundo – un proyecto innovador dirigido a alumnos de la enseñanza secundaria y bachillerato del SESI y de los cursos técnicos y tecnológicos del SENAI-SP.

Reproducir el video "Estudio de caso: SESI/SENAI-SP - idea general" (1min. 34sec.)

"El programa es una de las actividades relacionadas a la necesidad del país, del Estado de Sao Paulo y de instituciones serias, como el SESI y el SENAI, de promover la formación de un nuevo liderazgo en ciencia y tecnología."

Walter Vicioni Profesor, director del SESI-SP y director regional del SENAI-SP

SENAI-SP innova su tradición en escuelas móviles.

Con un gran competencia técnica, tradición y espíritu pionero en escuelas itinerantes – el SENAI-SP cuenta con más de 70 unidades móviles disponibles para la formación profesional – ellas están distribuidas en todo el estado de Sao Paulo. El SENAI le sacó jugo a esta competencia técnica como estrategia inicial de educación para el proyecto de Nanociencia y Nanotecnología.

Esas escuelas son verdaderos laboratorios que les proporcionan a los alumnos una completa interacción, entendimiento y aplicación de la Nanotecnología por medio de experimentos prácticos y equipo usado por las más avanzadas empresas de desarrollo nanotecnológico.

“La nanotecnología es un conocimiento transversal para diferentes áreas del conocimiento. Está presente en la biotecnología, la industria textil, la industria farmacéutica, la industria de cosméticos, en fin, es una tecnología que transita en diferentes áreas. Por eso creemos que no deberíamos tener solo una escuela fija", nos dice el profesor Walter Vicion.

Hoy, el proyecto Nanomundo ya cuenta con cinco escuelas móviles que les llevan experiencias de alta tecnología a diversos municipios de Sao Paulo, sirviendo a diferentes públicos en diferentes vertientes. Su vertiente principal – la educacional – se inicia en la educación primaria y tiene estrategias distintas para cada fase escolar.

Didáctica y contenido son personalizados para cada enfoque del proyecto.

Para niños de la Enseñanza Primaria, el proyecto ofrece exposiciones de Nanoesclarecimiento con conceptos de fácil asimilación demostrados a partir de experiencias simples (por ejemplo, ampliar la pata de una lagartija para mostrar porqué se adhiere a las más diversas superficies). De esa forma, se les presenta la visión de la escala nanométrica (10-9) y ellos entienden cómo la Nanociencia está presente en su cotidiano, despertando así su curiosidad para el estudio de esta y otras ciencias.

Para los jóvenes de la Enseñanza Secundaria y Bachillerato, el contenido es formalizado a través de los cursos de Nanoinmersión con 20 horas semanales. Los cursos empiezan con una introducción teórica en salones de clases y posteriormente, los alumnos van a las escuelas móviles, donde aplican sus conocimientos en diversos experimentos prácticos, comprobando la importancia de la Nanotecnología en productos de uso diario, como filtros solares, zapatos, ropa y medicamentos.

“Más que enseñar ciencia, queremos que nuestros alumnos hagan ciencia, que se sientan plenamente cómodos con ella, que tengan ambientes que favorezcan este quehacer, que favorezcan ese mejor entendimiento al manipular objetos, los instrumentos, el microscopio. Es otra visión para la educación básica del SESI y del SENAI", nos explica Walter Vicioni.

El proyecto también está abierto para ofrecerles servicios a empresas e industrias interesadas en realizar investigación o programas de capacitación de sus colaboradores.

“Las escuelas móviles no solo se destinan única y exclusivamente a nuestros alumnos. Ellas también tienen el objetivo de formar programas de capacitación, de calificación profesional para la industria, yendo a donde haya esa demanda", termina el profesor Walter.